964 359 359
APUNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

Actualidad

Respuesta de la UE al COVID-19

18/03/2020 - COVID-19
Se ha generado una ventana de "Respuesta de la UE al COVID-19" en el que se encuentra la información general de este virus. Se ruega que la ciudadanía tenga la mayor responsabilidad posible y que tenga en cuenta las medidas adoptadas por las autoridades. Se trata de una mera información, en caso de poseer ciertos síntomas o problemas, consulte con los profesionales mediante el número telefónico que cada comunidad autónoma ha puesto a disposición de la ciudadanía. #QuédateEnCasa #EsteVirusLoParamosUnidos #Covid19

La Comisión Europea está trabajando en todos los frentes para apoyar los esfuerzos por atajar el brote de COVID-19.

Esto incluye una coordinación continua con los Estados miembros para compartir información, evaluar las necesidades y garantizar una respuesta coherente a escala de la UE. La Comisión también financia investigación, ofrece apoyo a través del Mecanismo de Protección Civil de la Unión y presta apoyo a China con suministros médicos de emergencia para atajar el brote en su origen.

¿Qué ha hecho la Comisión desde que se informó del brote de COVID-19 en China?

1) A nivel de la UE, de conformidad con la Decisión sobre la amenaza transfronteriza para la salud, la Comisión se coordina con los Estados miembros a través de tres mecanismos clave:

  1. El sistema de alerta precoz y respuesta
  2. El Comité de Seguridad Sanitaria
  3. La red de comunicadores del Comité de Seguridad Sanitaria.

Estas herramientas facilitan la cooperación, el intercambio rápido de información y el seguimiento y la coordinación sin demora de las medidas de preparación y respuesta al COVID-19.

2) La Comisión, con el apoyo de las agencias pertinentes de la UE, en particular el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y la Agencia de la Unión Europea para la Seguridad Aérea (AESA), ofrece orientaciones técnicas relacionadas con: las evaluaciones de riesgos; la definición de casos para el diagnóstico y la notificación armonizada de casos sospechosos y confirmados; la prevención y el control de las infecciones en los entornos de asistencia sanitaria; recomendaciones a los viajeros; información actualizada sobre terapias y vacunas; la trazabilidad de contactos en las aeronaves; la gestión de los puntos de entrada y las recomendaciones del sector de la aviación.

Por otra parte, la UE financia la acción conjunta de los Estados miembros «Healthy Gateways», que ofrece orientación y formación sobre medidas en los puntos de entrada, así como la acción conjunta SHARP (refuerzo de la normativa internacional sanitaria y preparación en la UE) sobre la preparación de los laboratorios.

3) La Comisión ha coordinado la prestación de asistencia a China y ha financiado los costes de transporte de los vuelos de repatriación de los Estados miembros de la UE.

4) Para impulsar la preparación, la prevención y la contención mundiales del virus, se asignarán nuevos fondos por valor de 232 millones EUR a distintos sectores, a saber:

— 114 millones EUR se destinarán a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en particular a su plan de preparación y respuesta global. Con ello se pretende impulsar el trabajo de preparación y respuesta ante emergencias en materia de salud pública en países con sistemas sanitarios vulnerables y una resiliencia limitada. Parte de esta financiación está sujeta al acuerdo de las autoridades presupuestarias de la UE. 

— 15 millones EUR se destinarán a África, por ejemplo, al Instituto Pasteur en Dakar (Senegal) para apoyar medidas como el diagnóstico rápido y la vigilancia epidemiológica.

— 100 millones de euros se destinarán a investigación urgente relacionada con diagnósticos, terapias y prevención, incluidos 90 millones de euros a través de la Iniciativa sobre Medicamentos Innovadores, una asociación entre la UE y la industria farmacéutica. *

— 3 millones EUR se asignarán al Mecanismo de Protección Civil de la Unión para vuelos de repatriación de ciudadanos de la UE procedentes de Wuhan, China.

¿Está preparada y equipada la UE para contener la propagación del COVID-19?

Los Estados miembros informan continuamente a la Comisión y comparten información sobre sus niveles de preparación.

Según la información facilitada por las autoridades nacionales, el nivel general de preparación es elevado, y los países han adoptado medidas de respuesta para tratar los casos en la UE y frenar toda nueva propagación dentro de la UE y desde el exterior.

El 13 de febrero, todos los Estados miembros se reunieron a nivel político en un Consejo EPSCO extraordinario sobre salud para debatir y coordinar medidas destinadas a limitar la propagación del brote de COVID-19 y estudiar nuevas medidas de preparación de cara al futuro.

En respuesta a las conclusiones de esta reunión del Consejo, la Comisión está emprendiendo acciones clave, tales como la evaluación continua del riesgo y orientaciones sobre recomendaciones en materia de viajes; la intensificación de la preparación en caso de que el brote pase a la próxima fase; y la activación de los mecanismos de financiación existentes para apoyar a los Estados miembros en materia de preparación y respuesta al COVID-19. Otras acciones clave consisten en examinar la contratación conjunta para cubrir posibles necesidades de equipos de protección y reforzar el apoyo al Comité de Seguridad Sanitaria a la hora de proporcionar información armonizada en toda la UE sobre el virus, la detección, el uso de los equipos, etc.

¿Cómo está la Comisión apoyando la repatriación desde China de ciudadanos de la UE?

La Comisión Europea tiene un Centro de Coordinación de la Respuesta a Emergencias (24/7) que coordina los vuelos de repatriación con los Estados miembros de la UE.

La Comisión proporciona financiación a los Estados miembros de la UE para cubrir hasta el 75 % de los costes de transporte de estos vuelos de repatriación a través del Mecanismo de Protección Civil de la Unión.

El Mecanismo de Protección Civil de la Unión ha facilitado la repatriación desde Wuhan (China) de 447 ciudadanos de la UE. A finales de enero dos aviones franceses repatriaron a 346 ciudadanos de la UE, y en otro vuelo de repatriación organizado por Alemania regresaron 101 ciudadanos de la UE.

Francia organizó un tercer vuelo de repatriación en el que viajaron más de 70 ciudadanos de la UE que aún estaban en Wuhan.

El Mecanismo de Protección Civil de la Unión también cofinanció el vuelo, desde Londres a sus respectivos Estados miembros, de 95 ciudadanos de la UE que habían regresado en un vuelo de repatriación del Reino Unido.

También en el marco del Mecanismo de Protección Civil de la Unión, Italia envió dos aviones para la repatriación de ciudadanos de la UE sometidos a cuarentena en el crucero Diamond Princess, que llevaba atracado en Yokohama (Japón) desde principios de febrero.

¿Qué está haciendo la UE para ayudar a China?

La Comisión Europea coordina la entrega de suministros médicos de emergencia a China a través del Mecanismo de Protección Civil de la Unión.

A 21 de febrero, Francia, Alemania, Italia, Letonia y Estonia han suministrado más de 30,5 toneladas de equipos de protección individual a China. Los costes de transporte fueron cofinanciados por el Mecanismo de Protección Civil de la Unión.

  • Las primeras 12 toneladas se enviaron como una primera oferta inmediata de ayuda en los primeros vuelos de repatriación de Francia y Alemania a finales de enero.
  • El 14 de febrero, Italia envió 1,5 toneladas de monos de y máscaras de protección a la Cruz Roja china en Pekín.
  • El 19 de febrero, Francia envió un avión a Wuhan con un cargamento de 20 toneladas de máscaras quirúrgicas, guantes, termómetros y desinfectante, que también incluía material procedente de Letonia y Estonia.
  • El 23 de febrero, un avión austríaco despegó de Viena con equipo de protección que incluía máscaras, guantes, ropa de protección y desinfectante.

La Comisión está dispuesta a prestar cualquier asistencia adicional a China.

El Centro Europeo de Coordinación de la Respuesta a Emergencias sigue en contacto con los Estados miembros para hacer balance de las posibles contribuciones de equipos de protección individual que se entregarán a China en un futuro próximo.

¿Cómo se evalúa el riesgo para la salud pública en Europa en relación con el COVID-19?

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) está supervisando el brote mediante actividades de inteligencia epidémica y ofrece evaluaciones de riesgos para guiar a los Estados miembros de la UE y a la Comisión Europea en sus actividades de respuesta. El ECDC está en contacto permanente con la Comisión Europea, las autoridades sanitarias de los Estados miembros de la UE, China, otros países y la Organización Mundial de la Salud para evaluar este brote. El ECDC también publica resúmenes diarios y evaluaciones de riesgos para los ciudadanos de la UE.

¿Qué investigaciones sobre el COVID-19 están siendo financiadas por la UE?

El 31 de enero, la Comisión publicó una solicitud de manifestaciones de interés para propuestas de investigación sobre el nuevo coronavirus. Se ha destinado un presupuesto de 10 millones EUR a investigación que mejore el cuidado clínico de los pacientes infectados con el virus, así como a la respuesta general de salud pública. La Iniciativa sobre Medicamentos Innovadores (IMI) anunció su plan de convocatoria rápida de propuestas sobre el nuevo coronavirus que se pondrá en marcha a principios de marzo. 

Además, la UE ya financia varios proyectos de investigación en curso que han reorientado su enfoque para abordar el brote de COVID-19. Por ejemplo, el proyecto PREPARE garantiza la preparación en materia de investigación de los centros de tratamiento clínico y el uso de protocolos de investigación armonizados en toda Europa a través de su red de 3 000 hospitales y 900 laboratorios en 42 países. Otro proyecto financiado por la UE, el Archivo Europeo de Virus GLOBAL (EVAg), ya ha proporcionado más de 1 000 kits que permiten el diagnóstico del nuevo coronavirus a 79 países de todo el mundo.

La Comisión se coordina con la Organización Mundial de la Salud y otras entidades financiadoras de investigación a fin de garantizar que se cubran las lagunas en materia de investigación. A tal fin, se recurre principalmente a la red de Colaboración mundial en investigación sobre enfermedades infecciosas (GloPID-R), cuya secretaría es financiada por la UE. Los días 11 y 12 de febrero, la Organización Mundial de la Salud y GloPID-R organizaron un foro mundial de investigación e innovación para establecer prioridades de investigación en diez ámbitos temáticos diferentes.

Se dispone de más información sobre la nueva acción de investigación de la Comisión, así como sobre la investigación en curso sobre el coronavirus financiada por la UE.

¿Son seguros los productos alimenticios importados de China?

No se ha registrado ningún caso de transmisión de COVID-19 a través de los alimentos. Por lo tanto, no hay ninguna prueba de que los alimentos importados en la Unión Europea de conformidad con las normas zoosanitarias y de salud pública aplicables a las importaciones procedentes de China supongan un riesgo para la salud de los ciudadanos de la UE en relación con el COVID-19.

Por otra parte, debido a la situación zoosanitaria en China, solo se autoriza la importación a la UE desde ese país de unos pocos productos de origen animal, a condición de que cumplan estrictos requisitos sanitarios y hayan sido sometidos a controles.

¿Hay una vacuna disponible?

La Comisión, con las agencias pertinentes de la UE, participa activamente en el desarrollo de terapias y vacunas. En estos momentos, la Comisión centra sus esfuerzos de financiación en actividades de investigación que tengan un efecto oportuno en la actual emergencia de salud pública debida al COVID-19, incluido el desarrollo de diagnósticos y terapias. Este enfoque está en consonancia con la financiación de 10 millones EUR aportada por la Comisión para investigación de emergencia en las primeras fases del brote. El desarrollo de vacunas se aborda a través de la CEPI (Coalición para la Innovación en la Preparación frente a Epidemias), iniciativa a la que la Comisión contribuye.

Se puede obtener más información sobre este punto en la Agencia Europea de Medicamentos.

Contexto

¿Qué es el COVID-19?

El COVID-19, anteriormente denominado 2019-nCoV, se identificó en China a finales de 2019 y es una nueva cepa de coronavirus que no se había detectado anteriormente en seres humanos.

¿De dónde vienen los coronavirus?

Los coronavirus son virus que circulan entre los animales, pero se sabe que algunos de ellos también afectan a los seres humanos. Una vez que han infectado a seres humanos, estos virus pueden transmitirse entre las personas.

Se sabe que los coronavirus proceden de una amplia serie de animales. Por ejemplo, el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) procedía de los camellos y el síndrome respiratorio agudo grave (SARS) procedía de las civetas.

Se puede obtener más información sobre los coronavirus en la ficha informativa del ECDC.

¿Cuál es el modo de transmisión de este virus? ¿Cómo y con qué facilidad se propaga?

Si bien procede de animales, el COVID-19 se está transmitiendo ahora entre las personas. En la actualidad no existe suficiente información epidemiológica para determinar con qué facilidad y continuidad se propaga este virus entre las personas. Parece que se transmite principalmente a través de gotículas respiratorias que generan las personas cuando estornudan, tosen o exhalan. En la actualidad se estima que el período de incubación del COVID-19 (es decir, el tiempo transcurrido entre la exposición al virus y la aparición de los síntomas) es de cinco o seis días, pero puede llegar a catorce días.

Si bien se sabe que el virus puede transmitirse cuando una persona infectada tiene síntomas, sigue habiendo incertidumbre en cuanto a si puede transmitirse en los casos leves o asintomáticos. Si las personas con COVID-19 son examinadas y diagnosticadas con rapidez y se aplican medidas rigurosas de control de las infecciones, la probabilidad de que se produzca una transmisión continua entre seres humanos en entornos comunitarios en la UE o el EEE es baja. La aplicación sistemática de las medidas de prevención y control de las infecciones fue eficaz para controlar los coronavirus del SARS y el MERS.

¿Cuáles son los síntomas del COVID-19?

Por lo que sabemos hasta ahora, el virus puede provocar síntomas leves, similares a los de la gripe, como

  • fiebre,
  • tos,
  • dificultad para respirar,
  • dolor en los músculos y
  • cansancio.

En los casos más graves los pacientes sufren neumonía grave, síndrome de dificultad respiratoria aguda, sepsis y choque séptico que pueden provocar la muerte del paciente. Las personas que padecen enfermedades crónicas parecen ser más vulnerables a esta enfermedad.

¿Existe algún tratamiento para la enfermedad causada por el COVID-19?

No hay ningún tratamiento específico para esta enfermedad, por lo que el enfoque utilizado para tratar a los pacientes con infecciones relacionadas con los coronavirus es tratar los síntomas clínicos (por ejemplo, la fiebre). El tratamiento sintomático (por ejemplo, la terapia de apoyo y el seguimiento, la oxigenoterapia, la gestión de fluidos y los antivirales) puede resultar muy eficaz para las personas infectadas.

¿Existe una vacuna contra el COVID-19?

En la actualidad no existe ninguna vacuna para los coronavirus, incluido el COVID-19. Por ello, es muy importante prevenir la infección o contener la propagación después de una infección.

Más información:

Actualización diaria de la situación en la UE, el EEE y el Reino Unido

Página web de la Comisión Europea sobre el coronavirus

Mecanismo de Protección Civil de la UE

Sitios web de información de los Estados miembros

Fuente: Comisión Europea Representación en España - Respuesta de la UE al COVID-19